Momofuku libros

Volver al inicio

Tres editoriales nuevas e independientes

Por Cecilia Boullosa | Fuente: Eterna Cadencia

En las últimas semanas irrumpieron a la escena de la edición independiente Momofoku, Páprika y notanpüan. ¿Qué perfil quieren darle a su catálogo? ¿Qué libros eligieron para debutar? ¿Publicarán también en digital? ¿Cómo eligieron el nombre? Hablan sus editores.

libros-no-tan-puan

“Es evidente que la edición independiente está viviendo un gran momento, y eso también nos motivó a lanzarnos y a querer hacer nuestro aporte”, dice Maximiliano Papandrea de la editorial Páprika. Páprika es una de las tres editoriales, junto a Momofoku y a notanpüan que se presentaron en las últimas semanas. Aunque sus motivaciones sean distintas y también lo sean los recorridos de sus creadores -Fernando Pérez Morales, de notanpüan, es librero de La boutique del libro hace 30 años, Vanoli y Copacabana, de Momofoku, son escritores- tienen varias cosas en común. La intención de no publicar textos aburridos, por ejemplo. “No queremos publicar bodrios”, dice Pérez Morales. “No queremos textos que generen bostezos (..). Queremos publicar al futuro Roberto Bolaño, al Ballard oculto, a la Miranda July inesperada”, dicen desde Momofoku. En esta nota cuentan más sobre sus propuestas.

-¿Cuál fue su motivación para abrir la editorial?

Paprika: Los que conformamos Páprika somos amigos que trabajamos en el mundo editorial hace bastante tiempo y, desde que nos conocemos, hemos pasado horas charlando y discutiendo sobre libros, autores y modelos editoriales. Páprika es una derivación natural de todo eso. Un día había que dejar de opinar y discutir y empezar a averiguar qué clase de editorial queríamos y podíamos hacer nosotros. Por otra parte, nos parece un momento interesante, con todos los cambios que se están dando en el mundo editorial.

notanpüan: 
Quería meterme en un palo que no conocía y que me generaba vértigo, descubrir todo un mundo de que gente que no publicó. Ya tengo tantos años de librero que tirás cuatro puntas y ya sabés dónde hay gente que escribe. La boutique aglutina.

Momofoku:
 Abrir una editorial requiere de cierta disposición utópica, en el sentido de que siempre hay una expectativa de generar una comunidad de lectores. Cuando uno tiene acceso a una serie de textos que en potencia combinan de una forma interesante, conoce un poco el funcionamiento de la actividad y es un consumidor bastante activo de lo que producen las editoriales que tienen una voluntad de innovación, la idea va tomando forma. La motivación principal fue la de generar un catálogo que, en el espacio que queda entre su diversidad y la línea estético-política que lo recorre, funcione como una intervención en la imaginación literaria de nuestra época.

pc3a1prika-21

-¿Cómo y por qué eligieron los libros con los que debutaron?

notanpüan: 
Tanto Murcielagos y Pichonas, los dos libros con los que debutamos, son dos libros que terminé de leer rápido. Busco una literatura rítmica. Prefiero que lean todo y me puteen a que lo abandonen. Pichonas es una novela muy oscura, donde lo no dicho es muy importante. Murciélagostiene que ver con chicos de la calle. El autor es un fiscal que trabajó muchos años con minoridad. Está al borde de la ciencia ficción, me hizo acordar a Mairal por la mezcla entre violencia y ternura. Trataré de no publicar bodrios. Tambié me fijo en que haya buena literatura, pero primero busco ritmo, tiempo musical, el contrabajo.

Momofoku: Los elegimos a través de largas discusiones y de hipótesis que tienen que ver con el perfil del catálogo que deseamos para Momofuku. En el caso de La Construcción, de Carlos Godoy, creemos que es una novela que viene a aportar un enfoque nuevo sobre la “cuestión Malvinas”, y lo hace desde una perspectiva asombrosa, construye un mundo de una sutileza y una complejidad poco usual a la hora de pensar sobre la guerra, en un cruce con lo sagrado y el discurso de la historia natural frente a lo que podría ser pensado en términos de catástrofe.Primavera Ninja de Luis Orani, por su parte, rastrea una sensibilidad que nos es contemporánea, es la historia de un cantante indie del sur de la Provincia de Buenos Aires que la pegó y murió de una manera absurda, en un accidente en la ruta. A través de otros procedimientos y de una variedad de registros que van desde la crítica musical hasta una biografía inconclusa, nos interesó su manera de construir un territorio, la Provincia de Buenos Aires, Quilmes, Ezpeleta, el sur, por lo general poco representado, o representado desde perspectivas que no nos interesan tanto. Entonces, y esto pasó un poco sin querer, cuando uno las mira percibe que por un lado tenemos un acontecimiento político que nos define como generación de personas nacidas en democracia o al menos en “dictablanda”, que es la guerra de malvinas, y por otro lado una novela que nos habla del clima moral del indie, las maneras de producir cultura y afectos en el período posterior a la crisis de 2001. Y también tenemos dos espacios, las Islas del Atlántico Sur, el sur del conurbano Bonaerense, que son construidos de formas particulares.

Páprika:
 Cuando todavía no sos ni una promesa, es muy difícil publicar lo que uno quiere. Pero por suerte logramos que los cuatro títulos que vamos a publicar este año fueran los que estaban primeros en la lista de “ideas”. Para nosotros, es el arranque ideal: a J. P. Zooey lo seguimos desde que apareció su primer libro; nos parece una voz distinta, que trae humores e ideas nuevas a la literatura argentina, con una antena y un oído muy sensibles para captar ciertas zonas de la realidad contemporánea, y una gran libertad. M. John Harrison es un escritor de culto y cualquiera que haya leído El curso del Corazón sabrá el efecto poderosísimo que tiene esa novela: a los que no los conmueve, los estremece. El último teorema de Fermat, de Simon Singh, es una hazaña de la divulgación científica: toma un tema complejo como la matemática y la convierte en una historia épica. El cuarto título es de un autor estadounidense joven, con varios títulos publicados, pero que nunca había sido traducido al español: Chica de oficina, de Joe Meno. Es un autor muy curioso: la novela tiene algo de película independiente norteamericana, el estilo es transparente y ágil, pero esconde una destreza narrativa extraordinaria, y desde Salinger no leíamos a alguien que generara tanta empatía con los personajes. Ficción joven argentina, un escritor fantástico, un consagrado de la no ficción, un autor joven extranjero que, creemos, vale la pena dar a conocer. No nos sobran los recursos, y pensamos estos cuatro títulos como una primera muestra de nuestra amplitud de intereses. Hay un quinto, pero todavía no podemos contarlo.

-¿Qué perfil quieren darle al catálogo? ¿Qué quieren publicar?

notanpüan:
Tengo armada esta coleccion de novela y vamos a armar una colección de cuentos. Y también una colección de novela grafica, pero eso es más sueño.
Para publicar ensayos tendría que coseguir editor, no me siento capacitado para armar una colección de no ficción. Me parece muy audaz. La ficción te permite equivocarte más.

Momofoku: 
Los primeros seis títulos, que van a salir todos en 2014, son de narrativa, pero tenemos la expectativa de inaugurar una colección de ensayo el año que viene, y alguna que otra sorpresa. El perfil de la editorial es una editorial activa, que con recursos bastante limitados intenta sorprender a sus lectores, no una editorial hiperliteraria pero sí una editorial para aquellos que disfrutan de la experiencia de leer, intercambiar, discutir. Después, le damos bastante importancia al vector del ritmo, no queremos textos que generen bostezos, y de ninguna manera esto significa resignar complejidad en el pensamiento o riesgo estético. Queremos publicar al futuro Roberto Bolaño, al Ballard oculto, a la Miranda July inesperada.

Páprika:
Como cualquier lector, tenemos gustos e intereses muy variados, y nos consideramos editores bastante desprejuiciados, así que nuestra idea es que el perfil del catálogo vaya abriendo un espacio de libertad y sorpresa, no apegado a un género, una época, una tradición o un país particulares. A priori no descartamos nada del horizonte de posibilidades que tiene cualquier editorial. Habrá sin dudas cierta atención a lo contemporáneo. Pero tenemos claro que con nuestros gustos no alcanza. Publicar un libro implica un esfuerzo considerable, más en nuestro caso, que somos muy pequeños. Sea lo que sea que publiquemos, apostamos a que interese a muchos lectores.

momofoku

-¿Cómo surgió el nombre de la editorial?

notanpüan: 
El nombre no es contra nadie y el que se ofende que se jode. Tiene sonido musical.

Momofoku: Elegir un nombre puede ser una pesadilla, entonces optamos por reirnos un poco de nosotros mismos. Momofuku es el apellido del japonés creador de las sopas instantáneas Cup Noodles. Hace unos años, en un viaje, visitamos un museo del ramen en donde el tipo se autoglorificaba, contaba la epopeya de su descubrimiento, las pruebas que había hecho trabajando por las noches en el garage de su casa hasta que logró que los fideos le quedaran fijos en el cilindro de telgopor, y luego cómo conformaba una multinacional impresionante, sus sopas llegaron (literalmente) a la luna. Era un relato tremendo y al mismo tiempo muy naif, una especie de cuento de hadas sobre el capitalismo industrial del siglo XX, la historia de un self made man que brota de los escombros de una bomba atómica. Nos gustó eso.

Páprika: 
La palabra Páprika apareció no sabemos muy bien de dónde. Es sonora y recordable, exótica y familiar a la vez, lo cual venía bien a un proyecto que aspira a publicar literaturas de todas partes, y sobre todo deja abierto el sentido para que la identidad se vaya construyendo con el tiempo y el trabajo. Es un poco arbitrario, como cualquier nombre, pero nos encanta.

-¿Tenían alguna editorial independiente en mente (de acá o de afuera) cuando pensaron en el proyecto o -por el contrario- pensaron el proyecto porque sentían que había un espacio que estaba vacante?

notanpüan: 
Admiro a La bestia, a Caja Negra, hay varias que me gustan. Las chiquitas me gustan mucho. Me gusta mucho como publica Entropía. Me gusta Eterna, algunas cosas, los últimos tiempos. De afuera me gustan mucho Pretextos, Minúscula, Visor, Hiperión.

Momofoku: De Argentina nos gusta lo que hace Caja Negra, tienen una línea y al mismo tiempo sorprenden todo el tiempo, son curiosos, innovan, y supieron inventar a sus lectores. De afuera, nos gusta Lazy Fascist Press, un pequeña editorial norteamericana, y desde luego la española Alpha Decay, en especial sus traducciones.

Páprika: Nos gustan muchas editoriales, de acá y de afuera. Es evidente que la edición independiente está viviendo un gran momento, y eso también nos motivó a lanzarnos y a querer hacer nuestro aporte. Nos gusta el buen gusto y el profesionalismo de la chilena Hueders, la forma en que busca lectores la española Blackie Books, la curiosidad clásica de la NYRB, la versatilidad de Melville House, entre muchas otras, por mencionar algunos ejemplos de afuera y no dar nombres locales. Pero admiramos lo que están haciendo muchas editoriales argentinas para enriquecer el panorama literario, armar una comunidad de lectores afines y profesionalizar la edición independiente.

-¿Van a publicar versiones físicas y digitales de los libros?

notanpüan:Tengo una resistencia personal al ebook, pero siento que lo que tengo hacer. Ya no te podés quedar afuera. Espero empezar a publicar en digital hacia fin de año.

Momofoku: No vamos a publicar ningún libro en digital, ofreceremos gratis los primeros capítulos en nuestra página web, pero el mercado del digital, al menos en castellano, por ahora no nos interesa. Valoramos mucho a los libros como objetos, intentamos generar un efecto biblioteca en nuestra editorial, queremos que se valore al libro. Al que esté lejos y lo quiera veremos cómo se lo hacemos llegar, las mensajerías están muy evolucionadas.

Páprika: Sí. No queremos perdernos el desafío de pensar la edición digital como un nuevo medio de publicación, con características y potencialidades específicas, distintas a lo que nos tiene acostumbrados el papel. También nos interesa averiguar cómo son y serán los lectores digitales.